Pautas para el mantenimiento de jardines de comunidades en otoño

mantenimiento de jardines de comunidades

Pautas para el mantenimiento de jardines de comunidades en otoño

Tras un largo y también intenso verano, el jardín de tu comunidad de vecinos ya muestra las consecuencias de las elevadas temperaturas sufridas durante los meses de julio y agosto. Pero con la llegada del otoño se presenta el instante ideal para comenzar las labores de saneamiento del césped y resembrado de las zonas secas. El  mantenimiento de jardines de comunidades en otoño requiere gran dedicación y cuidados constantes. ¿Sabes cuáles son las labores de mantenimiento que necesita tu jardín en esta época del año? Desde Limpiezas Liago, como empresa de jardinería con dilatada experiencia a las espaldas, las explicamos a continuación.

Cómo cuidar el jardín de tu comunidad en otoño

En las siguientes líneas vamos a explicar cuáles son las tareas de mantenimiento necesarias en los jardines de una comunidad de vecinos durante el otoño. En caso de echar en falta alguna de ellas en tu comunidad, no dudes en hablar con tu administrador de fincas para solicitar el cambio de empresa de jardinería. En Limpiezas Liago estaremos a vuestra entera disposición. Podrás contactar con nosotros sin compromiso para informarte sobre el servicio de mantenimiento de jardines de comunidades.

Poda de árboles y arbustos

La primera tarea de todas será podar las malas yerbas y las zonas secas, así como suprimir todas y cada una aquellas matas que han florecido a lo largo del verano. Será obligatorio también podar aquellas ramas de los árboles que estén en riesgo de caída, para evitar posibles accidentes derivados de la acción del viento. Ten en cuenta que otoño es una estación de fuertes vientos.

Rastrillado

El paso que sigue será limpiar y nivelar el jardín con un rastrillo para más después airearlo, que es el próximo paso. Hay que barrerlo constantemente para eliminar las hojas, ramas y toda la materia orgánica por lo general que se haya podido desprender de la poda o de forma natural. Eso sí, no se te ocurra tirarlos, puesto que te servirán de abono natural.

Aireado del terreno

Consiste en cavar pequeños orificios para oxigenar la tierra en profundidad (unos 10 cm más o menos) y quitar infiltraciones de musgo. Para realizar esto necesitarás un aireador, que puede ser manual (para jardines pequeños) o bien con motor (para jardines más grandes), o simplemente una horca de mano.

Escarificado

Esta labor no es otra cosa que rasgar la superficie del terreno con el propósito de suprimir el fieltro, que es una fina capa de unos 2 centímetros formada por restos de raíces, ramas y hojas que impide que pase el aire, el abono y el agua. Podrás hacerlo con un rastrillo o bien con una máquina especifica para este fin.

Abonado de la tierra

Llega el momento del abonado de la tierra para favorecer la regeneración y el correcto crecimiento del césped. Para esto puedes emplear el compostaje previamente recogido o bien fertilizante.

Siembra

Una ve abonado el terreno, se deberá revisar el estado del sistema de riego para mejorarlo o bien calibrarlo. Y si está todo en orden, se podrá realizar la siembra repartiendo las semillas en las zonas calvas de la tierra. Este paso se recomienda hacer a mano y en la medida que indique el fabricante del producto.

Riego

Por norma general, otoño es una estación húmeda y lluviosa, de forma que no es preciso regar tanto como se hacía verano. Con un par de veces a la semana, siempre que no llueva, podría ser suficiente.

Siega

Es una de las tareas más esencial para el mantenimiento de jardines de comunidades y con la que hay que tener singular cuidado, en tanto que supone un enorme impacto para la planta. Para segar el césped de forma conveniente hay que tener en consideración factores como la frecuencia de corte, la altura, la dirección y la especie de la planta.

En esta temporada del año, la frecuencia de corte ha de ser de entre una y un par de veces por mes. En lo que se refiere a la altura, depende de su empleo, pero para una comunidad de vecinos, lo aconsejable es dejar la yerba a unos 4 cm del suelo, para impedir que la raíz se debilite.

Ten muy en cuenta todos estos consejos para cuidar el jardín de tu comunidad de vecinos en otoño. Y si ves que necesitas la ayuda de profesionales con experiencia, no dudes en contactar con nuestra empresa de jardinería.

Pautas para el mantenimiento de jardines de comunidades en otoño
5 (100%) 4 votes

Sin comentarios

Deja tu comentario